Con el fin que nuestro mejor amigo esté saludable y se sienta cómodo, la higiene y el aseo periódicos se convierten en una rutina imprescindible. Los cuidados principales para nuestros peludos son el cepillado, el baño, el corte adecuado del pelaje y uñas; así cómo la limpieza de la boca y los oídos.

EL CEPILLADO

El principal cuidado del pelaje del perro es el cepillado. Ésta rutina debe ser diaria, ya que nos ayuda a eliminar los residuos que se acumulan en el manto del animal debido a su actividad cotidiana y, al mismo tiempo, a mantener su piel saludable.

La frecuencia del cepillado puede variar en función del tipo de pelo de nuestro amigo. Es una herramienta muy útil para evitar, por ejemplo, la proliferación de nudos en pelajes largos o enredos en pelajes rizados.

Cepillar a nuestros peludos es un buen estimulante de la circulación sanguínea de su piel y fomenta el vínculo entre el perro y el dueño.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Ver Política de cookies
Privacidad